Los secretos del mejor vendedor del mundo II: El deseo de ganar

joe girard

 

 

 

El otro día un amigo me comentó que en en un curso de formación de directivos mencionaron que el éxito de las personas es el resultado del producto entre su talento y sus ganas de ganar.

Creo que es cierto en gran parte, aunque la vida tiene muchos más matices.

El caso de Joe tiene mucho que ver con esto.

Su vida podría haberle llevado por una dirección y unos resultados bien diferentes al éxito en la venta.

La historia de Joe es verdaderamente dura.

Cuando era niño su padre le obligaba a trabajar para aportar dinero en su casa, y le pegaba frecuentemente diciéndole que nunca iba a ser nadie en la vida, que nunca iba a conseguir nada.

Probablememte porque así se veía él.

Siendo un crío tuvo que huír en muchas ocasiones de su casa y dormir en la calle para evitar las palizas de su padre.

Como comenta Joe en su libro, si creces en una casa donde te pegan continuamente y te dicen que no vales, que nunca conseguirás nada, te lo acabas creyendo.

Afortunadamente su madre le decía lo contrario, le apoyaba y le decía que era bueno.

Pero la influencia negativa de su padre era enorme y la infancia y juventud de Joe trancurrió con esa impresión negativa de sí mismo.

La rabia que eso generó en Joe tuvo mucho que ver con su increíble éxito posterior, como Joe mismo reconoce.

Esa rabia le impulsó a demostrar después que su padre estaba equivocado, que él no era el perdedor que él le decía casi cada día.

Joe empezó a trabajar con sólo ocho años, limpiando zapatos durante varias horas al salir del colegio por unas monedas, en la dura época de la gran Depresión.

Fue una infancia dura, desde luego, pero Joe nunca quiso olvidarla, por eso colocó una foto suya limpiando zapatos tras su silla en su despacho.

El comenta que no aprendió a vender en esa época, aunque sí a tratar a la gente y a ganarse a los clientes con bromas y habilidades.

Sus primeras ventas:

Cuando el periódico local ofreció una caja de Pepsi Cola por cada suscriptor que se presentase, Joe se lanzó a aprovechar su oportunidad.

Recorrió cientos de casas, llamando a cada timbre hasta que le dolían los dedos, consiguiendo suscripciones y poco a poco llenando de cajas de Pepsi el garage de su casa, que luego vendía en el vecindario para conseguir algo más de dinero para llevar a su casa.

Descubrió a esa temprana edad uno de los secretos para triunfar en la venta y en muchos otros objetivos en la vida:  el poder de la ilusión y la motivación.

Aprovechó su oportunidad en ese momento igual que años después cuando la venta de automóviles le ofreció la oportunidad de mejorar su vida y la de su familia.

Joe Girard es una muestra para todos de que el deseo de ganar, unido a la disciplina y la profesionalidad puede ayudarte a conseguir tus metas, con independencia de tu nivel de formación, tu pasado, tus carencias y dificultades.

Las personas que tienen un porqué para hacer las cosas, casi siempre encuentran la forma de hacerlas.

Acompaño este post de un vídeo de Arnold Schwarzenegger sobre la misma idea del deseo de ganar.

Es posible que no tenga nada que ver con Joe Girard.

O puede que tenga que ver casi todo.
.

 

 

Fernando Simón Marta

Consultor venta relacional y CRM. Cursos de venta para empresas y profesionales.

fernando@solucionespositivas.com

639 415 426

Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *