El legado de Mandela: 15 enseñanzas sobre la vida, el amor y el valor

Hace unas semanas leí este libro sobre Mandela de Richard Stengel, redactor jefe de la revista Time. Hoy quiero rendir mi homenaje a Mandela con este artículo.

Stengel acompañó a Mandela durante tres años, incluyendo el momento en el que condujo a Sudáfrica a las primeras elecciones democráticas de su historia. Se convirtió en su sombra para escribir su autobiografía. Stengel llegó a conocerle en profundidad, a admirarle y apreciarle. Este libro recoje la sabiduría de Mandela en forma de quince lecciones sobre la vida, el amor y el valor. Te recomiendo que leas el libro. El resumen que te presento no es para ahorrarte su lectura. La emoción personal que puedes sentir leyéndolo es muy superior a las pocas ideas que te cuento y a mí me llamaron la atención. Quiero presentártelas por si no tienes acceso al libro, no te puedes permitir comprarlo, o simplemente prefieres tener una aproximación al mismo y a la figura de Nelson Mandela. Espero que te sirva de inspiración como a mí. Este es un pequeño resumen de las ideas que contiene: ” 15 lecciones sobre la vida, el amor y el valor”:

  1. “Liderar desde el frente: El líder asume riesgos, y es el primero en hacer las cosas, sobre todo cuando nadie se atreve.”
  2. ” El coraje no es la ausencia del miedo”: Nelson Mandela pasó miedo en muchas ocasiones. Pero el coraje no es no tener miedo sino aprender a controlarlo.
  3. “Sé mesurado”: Lo más fácil es enfadarse, pelear, perder el control. Lo valiente es controlar la ira, y en eso fue un experto Nelson Mandela.
  4. Liderar desde atrás: Mandela lideraba pidiendo consejo a los que sabían más que él de algún tema. Nada te congracia tanto  con alguien como pedirle ayuda.

El individualismo occidental no caló en Africa (la lucha por tener éxito y superar a los demás). El modelo africano de liderazgo no es individualista, tiene más que ver con el grupo, la solidaridad, el Ubuntu ( aquí puedes ver el concepto de Ubuntu explicado por el propio Mandela). “Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos.”  Desmond Tutú. “Mandela casi siempre hablaba de último y con más brevedad que los demás.Era admirador de Lincoln, y como él admitió a rivales en su gabinete. Seguía la idea de que lo acertado es convencer a la gente de que haga algo, induciéndole a creer que la idea es suya.”

  1. 5. Meterse en el papel: ” Procuramos juzgar a la gente por el contenido de su personalidad, pero Nelson Mandela comprendía que a veces la mejor manera de ayudar a otros a ver tu personalidad, es por tu apariencia. Para él la apariencia importa, y sólo tenemos una oportunidad para causar una primera impresión”.

“Así como simular valentía puede transformarse en verdadero coraje, vestirnos como la persona que queremos ser podría ayudarnos a ser esa persona”. ” Las apariencias constituyen la realidad” llegó a decir en una ocasión, según el autor.

  1. 6.Ten un principio especial, todo lo demás son estrategias“: “De Mandela se ha dicho que es un profeta, un santo, un héroe. Pero no es un ingénuo idealista. Siempre buscó una estrategia, y muchas veces la forma de ocultarla. Tenía mucha autoestima y confianza en sí mismo. Por eso cuando fue internado en Johanesburgo y lo trataron mal, se enfureció, y su obstinación por luchar contra eso le llevó 50 años de lucha. Su propia política tiene sus raíces en la interminable serie de afrentas personales que experimentó como hombre negro en Sudáfrica”.

         7.Piensa bien de los demás: Cuando el autor le habló de otro preso que hizo una lista de quejas sobre él, contestó: ” lo que tomé de él fue su capacidad de trabajo. “Mandela busca lo positivo, porque cree que pensar bien de los demás puede hacerlos mejores. Si esperas más de la gente, con frecuencia aportan más”          

8.Conoce a tu enemigo: “Mandela practicó boxeo, y en ese deporte debes saber hacia donde se mueve tu contrincante tras un gancho de izquierdas.” “Mandela, con 44 años se hizo lider del MK ( brazo armado del Congreso Nacional Africano ANC), en 1962 y empezó a leer y aprender artes militares, ” el arte de la guerra” y cualquier manual militar que cayera en sus manos.” Aprendió africaner, la lengua de sus enemigos. Quería ser capaz de hablar en su lengua para persuadirles, llegarles al corazón. “Había leído en el arte de la persuasión que no hay que llegar al cerebro de la gente, sino a su corazón.” Al estilo de Alejandro Magno su objetivo no era destruir a su enemigo. El mayor triunfo es conseguir que sea tu aliado, tu amigo.          

9.Ten cerca a tus rivales: “Mandela creía que la lealtad era circunstancial. El quería que sus rivales pensaran que ser leal redundaba en su propio interés, o dejarles menos margen a la deslealtad. Acogió a un belicoso jefe zulú, dispuesto a una guerra civil, en su gabinete. Pensaba que si acogía a un rival bajo su protección, al menos conseguiría que se lo pensase dos veces antes de atacarle.”        

 10.Saber cuando decir no: Nelson Mandela tenía una tendencia casi sobrenatural a agradar, pero no tenía ningún problema en decir que no cuando era necesario.          

11.Es un juego largo: “Mandela era un joven impaciente, pero la prisa conduce al error. En la cárcel aprendió a postponer la gratificación. Ser prudente no significa no ser audaz, lo importante no es la rapidez de la dirección de uno, sino la dirección de la misma.”          

12.El amor es decisivo: “Fue el amor romántico el que impulsó a Mandela a escapar a Johanesburgo cuando el rey Jongintaba había concertado su boda. Su padre tenía cuatro esposas, a las que visitaba de forma alternativa. Mandela quería amor, no una criada. En una ocasión le preguntaron a Mandela cuánto tiempo necesitaba para enamorarse. Un día, contestó, un día puede ser tiempo suficiente.”          

13.Renunciar también es liderar:” El mayor acto de liderazgo fue renunciar a él.  Mandela quería demostrar que los africanos no sólo podían gobernarse a sí mismos, sino que Africa podía ser un continente de democracias constitucionales.”          

14.Siempre son ambas cosas:  “Esta idea es tan brillante que la transcribo: “Los matices no son fáciles de expresar. El blanco y el negro resultan tentadores porque es simple y absoluto. Da la impresión de claridad y firmeza. Por eso a menudo tendemos hacia respuestas del tipo sí o no, cuando las de ambas o quizá, estén más cerca de la verdad. Si adquirimos el hábito de considerar las dos o incluso varios lados de la cuestión, como hizo Mandela, de tener presentes lo bueno y lo malo, puede que veamos soluciones que de otra forma no se nos habrían ocurrido. Estar forma de pensar es exigente, requiere empatía e imaginación, pero la recompensa, como podemos ver en el caso de Mandela, es algo que con justicia puede describirse como sabiduría.”          

15.Busca tu propio huerto: “Siempre necesitó un lugar para perderse y encontarse a sí mismo. En la cárcel y después siempre buscó un huerto donde relajarse, un lugar donde ocupar su mente sin cargarla en exceso.” .

  • El regalo de Mandela:

El concepto de las relaciones para Mandela tenía que ver con el concepto africano antes citado del Ubuntu, lo que los occidentales llaman ” hermandad”. Es un concepto crucial para entender a Mandela y la forma en que se ve a sí mismo. La palabra viene del proverbio zulú ” Umuntu ngumuntu ngabantu” que a menudo se traduce por ” una persona es persona a través de otras personas”. “A Mandela le hacía gracia la literalidad de los árboles genealògicos occidentales. A su manera de ver, todos somos ramas del mismo árbol familiar. Eso es ubuntu”. “Mandela era la persona que parecía ser, la persona pública y privada eran la misma persona. Los valores que exponía en público los practicaba en privado. Tenía defectos, pero era grande porque había triunfado sobre sus defectos, no porque no los tuviera.” “Cuando Stengel acabó su trabajo se abrazó a Mandela e hizo lo posible por no llorar. En aquel momento se acordó de Edie Daniels, el preso de la isla de Robben que dijo que cuando se sentía abatido, simplemente con ver a Mandela, tocarlo y abrazarlo, le bastaba para consolarse, para recuperarse, para querer seguir viviendo. En cierta manera, trabajando con Mandela en su autobiografía, tuve que interiorizarle a él y a sus ideas. Muchas veces tenía que decir: ¿ Qué haría en esta situación él? Era un intenso ejercicio. Siempre me hizo al menos en esos instantes mejor persona, más calmado, más racional, más generoso. Me gustaría poder decir que esos cambios se quedaron conmigo, muchas veces se escabuyen. Pero el ejemplo de Mandela permanece en mí, como confío que ocurra contigo. Por muy alejadas que estén sus circunstancias vitales de las nuestras, su ejemplo nos da algo a lo que agarrarnos, un conjunto de principios y valores que pueden servirnos de guía en momentos difíciles.” “Un día, antes de casarme con Mary, Mandela le dijo a ella: ” Te doy mi bendición, porque Richard es mi hijo”. Me encanta que me considerara hijo suyo, y le quiero, pero también sé que tengo miles de millones de hermanos y hermanas” Richard Stengel.

 
Fernando Simón Marta

Esta entrada fue publicada en Confianza, Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El legado de Mandela: 15 enseñanzas sobre la vida, el amor y el valor

  1. Gracias, Cristina. Me alegro mucho de conocerte. Un abrazo.

  2. Fernando gracias por este artículo escrito desde el corazón. El mundo estos días es un poquito más humano, el homenaje a Mandela de estos días, por derecho, por admiración y desde el corazón permite que las palabras, los sentimientos y desde luego la noticia sean el Perdón, la Libertad y el Amor y eso, en tiempos de tanto “asco informativo” generan ilusión para seguir peleando por una sociedad mejor.
    Y puesto que este espacio tiene como motor la vocación de servicio que mejor que él para inspirar nuestro trabajo.
    Gracias!!!

    • Magda Uribe dijo:

      Fernando. Gracias por el tiempo, la sensibilidad y la disposición de compartir con nosotros este homenaje a uno de los hombres mas íntegros y respetables de nuestra historia. Hombre ejemplar en todos los sentidos; con un gran corazón y amor por si mismo,y por el prójimo; y con una honestidad y transparencia más allá de lo que estamos costumbrados a ver.
      Saludos y no dejes de compartir tus pensamientos y sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *