Diez ideas para aprovechar el tiempo mientras esperas

En tu trabajo comercial seguro que son muchas las ocasiones en las que llegas a una empresa y debes esperar antes de la visita.

A veces la espera supone un par de minutos y en otras ocasiones puede alargarse algo más.

Pueden ser minutos muy útiles si sabes aprovecharlos.

Te propongo diez ideas para ayudarte a aprovechar ese tiempo en tu favor:

  1. Si conoces al cliente, repasa su ficha, los comentarios de la última visita,  sus observaciones, inquietudes y peticiones. Repasa el objetivo de tu visita: una venta, aumentar la fidelización, realizar algún asesoramiento, resolver una incidencia, etc.
  2. Recuerda la argumentación del producto o productos que en principio quieres ofrecer. Imagina los puntos básicos para tu cliente. Piensa que te contestará él cuando realices tu presentación y prepara tus posibles contestaciones. De esta forma, cuando estas objeciones u observaciones aparezcan ( suelen hacerlo), estarás más preparado para contestar.
  3. Descansa. Aprovecha para relajarte. Es posible que lleves todo el día en movimiento. Esos intervalos en que puedes descansar unos minutos son valiosos.
  4. Observa a tu alrededor el ambiente de la empresa, las personas, el trato entre ellas. Suele haber grandes diferencias de ambiente entre empresas: mientras en algunas se respira optimismo y buen ambiente, en otras se puede observar tensión o preocupación. En muchos casos el ambiente es un reflejo de la personalidad de la persona o personas que dirigen las empresas.
  5. Si vendes productos, aprovecha para ver, si puedes, los productos que ya tienen, las marcas de tu competencia, el nivel de fidelización a las mismas, etc. Podrás verlo tanto por los productos como por los regalos publicitarios, publicaciones, catálogos, etc, que se observan en la empresa.
  6. Fíjate en las paredes, en las mesas o mostradores: las revistas del sector ( las empresas siempre guardan los ejemplares donde ellas mismas aparecen), las revistas de la propia empresa, los premios, diplomas y fotografías. Es información de la que la empresa está orgullosa y es muy bueno que la conozcas.
  7. Si lo ves oportuno, consigue información de las personas que tengas cerca. Puede que te indiquen algún dato que te pueda ayudar en tu entrevista posterior.
  8. Si es una visita que te lo permite, aprovecha para realizar esas tareas de agenda o repaso de notas que no puedes hacer mientras estás con clientes o conduciendo.
  9. No te aconsejo que hagas  llamadas. Si aparece la persona que esperas, y estás hablando por teléfono causarás una mala impresión. Sin embargo yo sí que atendería la llamada de un cliente, eso siempre lo podrás justificar, a tu cliente le parecerá bien casi siempre.
  10. Si estás en una primera visita que has concertado con tiempo, y el cliente no te atiende pasado mucho tiempo, debes decidir si esperas y cuanto. Dependiendo de la situación, el cliente, y tu agenda diaria, es posible que tengas que disculparte y volver otro día. Los clientes no suelen valorar demasiado a un vendedor que espere demasiado tiempo para ser atendido. Un buen profesional siempre debe valorar su trabajo y su tiempo. Además es lógico que tengas más visitas a lo largo del día.

Estas son sólo algunas ideas. ¿ Qué más se te ocurre que puedes hacer para aprovechar el tiempo mientras esperas?

Si te ha parecido útil, por favor, compártelo.

Fernando Simón Marta.

Consultor y entrenador en venta relacional, fidelización y productividad comercial

www.solucionespositivas.com

Esta entrada fue publicada en Venta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *