Venta y seducción: tú puedes ser el premio!

IMG_1751

Esta es una historia sobre la seducción que puede serte útil si vendes.

También si intentas seducir. Creo.

Hace años tuve un compañero de trabajo mayor que yo, tenía unos cuarenta años.

No estaba en forma, no iba al gimnasio, su estatura era media y tenía una barriga que lucía con orgullo.

Seguro que nunca aparecería en la portada de GQ ni en los especiales de Mens Health.

Sin embargo era un hombre aparentemente feliz y relajado. Sonreía a menudo, tenía unos ojos negros vivarachos y un envidiable moreno.

Vivía sin grandes complicaciones.

En una ocasión pasábamos frente a una tienda de ropa y le hizo una broma a una chica muy guapa que ordenaba algo en un escaparate.

La chica salió sonriendo, le dió dos besos, intercambiaron bromas y charlaron un rato con complicidad.

De pronto observé la escena.

Vi a mi compañero, que no iba al gimnasio, que no aparecería en la portada de GQ, ni en los especiales de Mens Health.

Observé su postura, su seguridad, su conversación feliz y relajada.

Y observé a la chica. Tan guapa. Tan inaccesible (parecía). Y tan a gusto con mi amigo.

De pronto los imaginé juntos.

Tomando helados en una terraza.

Caminando descalzos por la playa…

Me pareció una imagen perfectamente factible. Porque mi amigo parecía verla factible.

Luego se despidieron, ella le dio unos besos y le acarició el brazo.

Mi amigo siguió caminando.

Era la misma persona, pero de pronto me pareció mejor.

“Oye ¡ qué guapa! ¿ no?” le dije.

“Sí muy guapa.” Contestó

Y tú, que morro tienes, eh.

“Mira Fernando”, contestó

Estas chicas que son tan guapas tienen a un montón de tíos detrás de ellas, son objeto de miradas todo el día. Llegan a sentir que son como un premio para cualquier hombre.

Yo no estoy de acuerdo con eso. Yo les hago sentir…

que el premio… 

Soy yo.

No lo dijo con presunción. Lo dijo con simpatía, sonriendo.

Nunca olvidé su frase.

” El premio soy yo”

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

En la venta ocurre un poco lo mismo.

Tienes interés en vender, en ganar clientes. Lógico.

Pero no debes perder la perspectiva.

Tú no tienes que ir detrás de nadie. No hay nada más antiseductor que eso, también en la venta.

Debes valorarte, y valorar tu trabajo.

Tú puedes ser el premio.

Se me ocurren muchos motivos por los que un buen vendedor puede ser un premio:

  • Los vendedores promocionamos todo el tiempo. Si algo nos gusta, lo vendemos, gratis ( y un vendedor puede visitar a 3-10 personas al día).
  • Los vendedores enseñamos. Un ingeniero cliente me confesó que al acabar sus estudios aprendió sobre soldadura escuchando a los vendedores profesionales que le visitaban y asesoraban.
  • Los vendedores conseguimos introducir innovación y avances. Edison dijo que no quería inventar nada que no pudiera venderse. Hay muchas grandes ideas, hay muchos buenos productos que están esperando o buscando a buenos vendedores.
  • Los vendedores aportamos noticias de interés del sector para nuestros clientes.
  • Los vendedores alegramos muchos días a nuestros clientes.
  • Los vendedores también compramos. En ocasiones le compramos a nuestros clientes
  • Los vendedores hacemos regalos. De todo tipo. Puede ser tiempo, por ejemplo.
  • Los vendedores ahorramos tiempo a nuestros clientes y velamos por su negocio.

Son sólo algunas ideas. Creo que pueden ser útiles, tanto si estás empezando en la venta como si eres un vendedor o vendedora veterana.

Nada ocurre hasta que algo se vende.

Puede que no nos lo reconozcan lo suficiente.

No importa.

Los vendedores no nos podemos permitir vivir para la aprobación de los demás.

Lo importante es que tú desarrolles esta fantástica profesión, única, de tal forma que tus clientes, las personas con las que trates, acaben valorándote algún día

como un auténtico premio!

¿ por qué otros motivos crees tú que los vendedores podemos ser el premio?.

Si te ha gustado este post y crees que puede ser útil para algún amigo o amiga, por favor, compártelo.

Gracias.

Fernando Simón Marta.

Consultor y entrenador en venta relacional y productividad comercial.

www.solucionespositivas.com

Esta entrada fue publicada en Confianza, Venta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *