A los vendedores les gusta comprar!

compras

Entre las historias que he escuchado sobre grandes vendedores hay una que me contaron hace años que me tenía impresionado.

Me contaron que había en Editorial Planeta un vendedor tan bueno que había clientes que cuando lo veían acercarse a su oficina se escondían. Sabían que si él se ponía ante ellos con su energía y capacidad, le iban a comprar.

Hace un año aproximadamente decidí entrevistar a este vendedor.

Quedamos para tomar un café en el hotel Ciudad de Vigo, uno de los hoteles emblemáticos de la ciudad y le pregunté sobre su carrera en la venta, sus secretos, y los motivos por los que él creía que se había convertido en uno de los mejores vendedores de España.

Los secretos de los grandes vendedores no suelen ser secretos.

El me contestó que persistencia y organización eran gran parte del secreto de su éxito.

Cuando le mencioné la anécdota del cliente que se escondía porque sabía que si se encontraba con él le compraría, su contestación me dejó sorprendido:

Claro, ¡ es que le gustan las cosas, como a mí!

El no se atribuía el mérito de ese tipo de venta.

A él le gustaban las ” cosas”, y le parecía lo más lógico que le ocurriese lo mismo a muchos clientes. Quizás entendía su trabajo como la búsqueda persistente de personas a las que les gustase lo que él vendía.

Parece sencillo, muy obvio.

Pero puede representar una ayuda importante para tí, si vendes.

A veces creemos que vender es persuadir a las personas, ganar una batalla de argumentaciones, saber técnicas…

Si te das cuenta de que tu trabajo como vendedora o vendedor es encontrar a tus clientes potenciales , y ofrecerles tu producto, seguro que todo será más fácil.

Los ” fracasos” en la venta los vivirás de otra manera.

Es cierto que a veces perdemos ventas por falta de habilidad, planificación y otras muchas cosas. Pero también lo es que en la mayor parte de las ocasiones las ventas no se hacen porque no hablamos con clientes interesados en nuestro producto.

Cada vez que te encuentres con alguien que no quiera lo que vendes, no te preocupes. Continúa.  Siempre hay personas que quieren comprar.

Se trata de creer en lo que vendes. Tienes que ser el primero que se compraría tu producto. Tienes que desarrollar entusiasmo por lo que vendes.

Y después persistir.

Y más en estos tiempos.

Sigue el consejo que me enseñó otro gran vendedor hace tiempo:

” Fernando, cuando veas que no caminas sobre un campo de flores, comprate unos buenos zapatos“.

 

Fernando Simón Marta
www.solucionespositivas.com

Esta entrada fue publicada en Venta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *